Javier Montaña Responsable de Relaciones Laborales, Seguridad y Salud de Reale Seguros, nos cuenta todo sobre su modelo de gestión de Empresa Saludable denominado “Centralidad de la persona”

LinkedIn Google+ Pinterest Tumblr +

Plan de acción y KPI’s, fue una de las ponencias del Seminario “Quiero ser Empresa Saludable. ¿Por dónde empiezo?”, celebrado el pasado 22 de octubre en Madrid, el primer evento de empresa saludable basado en un diagnóstico y plan de acción 100% aplicable por los profesionales de recursos humanos y seguridad y salud en el trabajo.

Con Happy & Healthy Institute descubrimos cómo dar forma a los programas de bienestar laboral a través de la planificación de acciones o iniciativas concretas para cumplir los objetivos planteados derivados del diagnóstico previo.

Sara Vela, Project Manager de Happy & Healthy Institute, nos guió a través de las fases que deben tener un programa de Empresa Saludable:

  • Una vez detectados los problemas y fortalezas, es necesario establecer un orden de prioridades, porque lo más probable es que no podamos abordar todas las problemáticas al mismo tiempo. Los aspectos a tener en cuenta a la hora de priorizar las acciones pueden ser diversos, pero de modo general, los criterios pueden ser:
    • Gravedad: dependerá de las consecuencias que supondría el hecho de no realizar acciones que aborden los problemas detectados.
    • Recursos: es el punto crítico en la toma decisiones puesto que determinará qué acciones se pueden llevar a cabo y cuáles no. Se debe conocer con qué recursos y medios cuenta la empresa para hacer frentes a los gastos, tanto directos como indirectos que requerirá la acción concreta a llevar a cabo.
    • Beneficios: se debe realizar una reflexión de los potenciales beneficios que supondría la implantación de una acción puesto que puede que resulte que la inversión de recursos que requiera una acción no genere el retorno esperado y esto le reste viabilidad.
  • Una vez establecidas las prioridades, es el momento de marcarnos nuestros objetivos a conseguir. Hay que destacar que para que un objetivo esté correctamente planteado, debemos alinearlo con la metodología “SMART”, en inglés “Specific”, “Measurable”, “Attainable”, “Realistic” y “Time”.
    • Una vez ya tenemos los objetivos claros llega el momento de planificar las acciones para alcanzar dichos objetivos, estas acciones y objetivos formarán el programa de Empresa Saludable consecuente con el diagnóstico previo.
    • Las acciones a adoptar se pueden clasificar en 2 tipos:
      • Acciones pasivas: aquellas que no requieren la involucración del trabajador, pero si le afectan a través de su entorno físico, es decir mejoran el entorno físico del trabajador. Por ejemplo: cambios de mobiliario, reestructuración de oficinas….
      • Acciones activas: aquellas que requieren la involucración de la persona y que esta participe de forma activa. El éxito de estas acciones es conseguir que se conviertan en un hábito. Para que se produzca la incorporación del hábito es necesario tratarlas a través de las siguientes fases: sensibilización, facilitación y participación.
    • Para determinar si estos hábitos han sido adquiridos por los miembros de la organización y han tenido los efectos esperados en la felicidad y bienestar de los trabajadores es necesario establecer indicadores para comprobar el buen funcionamiento de los programas.

Javier Montaña, de Reale Seguros, entró en el terreno de los indicadores y KPI’s de los proyectos de empresa saludable, desengranando las ventajas que este tipo de datos tienen a la hora de conocer el ROI y la eficacia de las medidas implantadas y decidir qué plan de acción llevar a cabo.
Nada más empezar Javier nos dejó asombrados con sus medidas de conciliación, más de 150 divididas en 6 grandes grupos:

  • Calidad en el Empleo
  • Flexibilidad Temporal y Espacial
  • Apoyo a la Familia
  • Desarrollo Personal y Profesional
  • Igualdad de Oportunidades
  • Liderazgo y Estilos de Dirección

Javier nos contó que Reale Seguros lanza una encuesta “La Voz del empleado” anualmente desde 2009 y bianualmente desde 2017, compuesta por más de 100 preguntas, tanto cerradas como abiertas para recopilar información sobre el conocimiento existente sobre cada una de las medidas implantadas en su organización, el uso de cada una de las medidas, la satisfacción lograda por cada una de las medidas, el estilo de dirección de la empresa, el responsable directo, la experiencia personal, la valoración de la conciliación (sobre el compromiso, la felicidad, el sentimiento de pertenencia, etc.) y las nuevas necesidades de conciliación. El éxito de la encuesta entre todos los trabajadores es sorprendente alcanzando participaciones del 85%.

De primera mano pudimos analizar junto con Javier Montaña cada uno de sus indicadores acompañados de gráficos que nos mostraban la evolución de su modelo de conciliación centralizado en la persona.

Javier Montaña nos mostró la implantación a partir de 2018 de un nuevo proyecto sobre sus medidas de conciliación basado en la aplicabilidad, accesibilidad y uso de las mismas:

  1. La aplicabilidad de las medidas: cálculo del número y tipo de medidas que pueden disfrutar los trabajadores de Reale, tanto individualmente como por variables sociodemográficas y organizativas relevantes.
  2. Uso de las medidas: análisis del uso de las medidas incluidas en el análisis, tanto individualmente como por variables sociodemográficas y organizativas relevantes. Nº de medidas por persona o colectivo.
  3. La accesibilidad de las medidas: grado de inmediatez (facilidad o dificultad para hacer uso de una medida) de una medida u oferta de medidas para ser utilizada por un empleado o grupo de empleados. Distinguiendo entre:
    • Disfrutas: se trata de las medidas de las que ya se están beneficiando los trabajadores de Reale de forma automática, sin la necesidad de ser solicitadas.
    • Podrías: hace referencia a aquellas medidas ofrecidas por la empresa para uso voluntario del empleado.
    • ¿Y si…?: todas las medidas que el empleado podría disfrutar en el supuesto de que se produzca un hecho extraordinario en su vida, ya sea en el ámbito familiar, personal o profesional.

Fue impresionante ver junto a Javier como los gráficos mostraban la opinión del trabajador frente a las medidas de conciliación.

Sin duda nos quedamos con el último gráfico mostrado por Javier Montaña donde mostraba cómo valoraban económicamente las medidas de conciliación cada uno de los trabajadores de Reale, en este aspecto se lanzó la siguiente pregunta:

“Si una empresa quisiera contratarte y no te ofreciera esta medida, ¿Qué incremento salarial anual en euros considerarías que lo compensaría económicamente?”

Fue impresionante ver el gráfico del análisis de la respuesta junto a Javier, ya que demostraba cómo el trabajador de Reale valora económicamente de una forma muy elevada cada una de las medidas de conciliación.

Gracias a la madurez del modelo de conciliación de Reale Seguros pudimos comprobar la solidez del mismo a través de los resultados mostrados con sus indicadores.

 

¿Sabes cómo está el clima laboral en tu empresa?

Si tus empleados son el mejor activo de tu empresa, entonces tu rol como líder o manager es hacer que su bienestar laboral sea una prioridad. Tienes una valiosa oportunidad para transformar las experiencias laborales de tus empleados en experiencias más que satisfactorias, motivadoras, que les permitan dar lo mejor de sí cada día. ¡A por ello!

Descarga la plantilla para entender cómo está el clima laboral en tu empresa

Encuesta de clima laboral

Compartir

Leave A Reply